miércoles, 31 de diciembre de 2014

La estrategia del cangrejo



No sé si el cangrejo es una metáfora adecuada para la involución. Basta observar a este humilde crustáceo para comprobar que el cangrejo camina de lado, no hacia atrás, como sí lo hace nuestra democracia en manos del gobierno de Mariano Rajoy. El año que termina y éste que comienza están siendo pródigos en la apertura de puertas a las tinieblas de un pasado que creíamos superado. Una información de eldiario.es ofrecía hace unos días un amplio listado de normas nuevas y viejunas destinadas a sumir este país en un abismo de derechos perdidos  y libertades recortadas. 

Fray Jorge Fernández Díaz
Nos las prometíamos muy felices con la defenestración de Alberto Ruiz Gallardón y su reforma de la Ley del aborto, pero olvidávamos que su sucesor prepara ya un duro retoque en lo referente a las chicas de 16 y 17 años. En principio puede parecernos razonable que una menor de edad  necesite autorización paterna para una dedcisión tan importante pero, al margen del drama que se viva en cada caso, pero por un lado está la petición de la ONU en sentido contrario y por otro se trata de una medida innecesaria cuando nueve de cada diez menores que han pedido interrumpir su embarazo lo hicieron acompañadas por sus padres. La citada in formación continúa enumerando barbaridades que el gobierno ha sacado adelante o ha incluido en su agenda: por ejemplo, la nueva Ley de enjuiciamiento criminal permitirá a la policía intervenir teléfonos particulares sin autorización judicial en casos urgentes. Lo mismo regirá para las comunicaciones postales y por correo electrónico. La ya aprobada Ley de seguridad ciudadana abunda en ejemplos de políticas represivas y contra la disidencia; el gobierno del Partido Popular no duda en falsear datos sobre conflictividad para buscar justificación a esta norma sin demanda ciudadana; así esta ley mordaza establece multas exorbitantes por evitar desahucios, realizar escraches o participar en manifestaciones no autorizadas; este mismo engendro legal legaliza la devolución en caliente de los inmigrantes que crucen ilegalmente las fronteras españolas.

 En otro orden de cosas se establece que si te metes en un marrón en el extranjero los gastos de repatriación correrán por tu cuenta cuando te hayas saltado la lista de riesgos asumibles y regiones recomendables para viajar que publica el Ministerio de asuntos exteriores; es decir, que si te secuestran en México o pillas el ébola en Sierra Leona, tú te las apañas; no haber ido o haber contratado un seguro privado de viajes. Acercándonos a asuntos más relacionados con la moral tenemos la entrada en vigor de la LOMCE consagra la religión como asignatura evalable y apoya a los centros privados que segregan a niños y niñas.  La Ley de parques nacionales que hemos heredado del exministro Arias Cañete consagra la puesta de los espacios protegidos a disposición de los particulares aficionados ala caza, actividad que, como se sabe, es muy querida por las élites políticas y económicas. La nueva Ley de propiedad intelectual, inspirada por los grandes grupos mediáticos nos ha dejado sin las noticias de Google, al imponer un canon obligatorio inasumible por un servicio gratuito y sin publicidad. El gobierno que dejó morir de inanición económica la Ley de memoria histórica cuando beneficiaba a los rojos  sufraga la búsqueda, traslado e inhumación en España de los voluntarios franquistas de la División Azul que desaparecieron en la antigua URSS, adonde acudieron a batallar a las órdenes de Hitler.
Así vieron a la División Azul los cromos de la época
Además la nueva Ley de reproducción asistida excluye explícitamente a lesbianas y mujeres solteras. Tampoco en lo económico este gobierno de la recuperación y el fin de la crisis está dispuesto a darnos alegrías, aunque se acerquen elecciones por partida doble: El IVA se mantiene como está, inuyendo ese IVA cultural del 21% que estrangula nuestras industrias creativa y del espectáculo; toca privatizar AENA y engrosar el gasto público asumiendo el rescate de las autopistas de peaje ruinosas; en definitiva, que si estos merluzos -ya hemos visto que como símil no sirve cangrejos- nos pillaron en crisis, ahora nos llevan a las más elevadas cimas de la miseria y la involución. Librarnos de ellos, siempre por vías pacíficas y democráticas, es una prioridad.

jueves, 25 de diciembre de 2014

La fanática doncella de Orleans

El 30 de mayo de 1431, en la plaza del Mercado Viejo de Ruán, a los diecinueve años, Jehannes Darc, conocida como la Pucelle -la doncella-, murió en la hoguera a la que un tribunal de la Inquisición la había condenado. Algunos siglos después fue canonizada y proclamada patrona de Francia por la Iglesia que, poco antes de su ejecución, la había expulsado de su seno y más tarde incoó una causa de anulación contra el proceso que la condenó.

Cierto es que aquel proceso fue una farsa con la sentencia dictada de antemano -como probaron la posterior causa de anulación y los documentos que han llegado a nuestros días- y que sus actas fueron falsificadas por orden del obispo Pierre Cauchon que lo dirigió,  pero no es menos cierto que el personaje histórico y la legendaria peripecia militar de Juana de Arco, la mujer que liberó la sitiada ciudad de Orleans y entronizó a Carlos VII en Reims, ha sido ampliamente mixtificado. No ha sido la menor mixtificación considerarla una heroína feminista por vestir ropas de hombre y dirigir ejércitos de hombres además de pretender interpretar un papel clave en la política de su tiempo y liberar Francia de la ocupación inglesa. No era esto lo que inquietaba a la sociedad feudal, al menos no tanto como que no fuera un rey o un papa, ni siquiera un señor, sino una campesina iletrada de diecisiete años quien se proclamaba una elegida y enviada por Dios, contraviniendo el  orden natural de las cosas. Aparte de todo eso, la santa heroína de Francia tiene al menos tantas sombras como luces. En primer lugar la Pucelle fue una fanática religiosa que aseguraba tener desde su adolescencia visiones divinas en las que ángeles y santos le hablaban y dirigían los pasos de su peculiar aventura. Por otro lado tras victorias militares como la liberación de Orleans y otras ciudades y políticas como la coronación en Reims, su obsesión belicista contra los ingleses y sus aliados de Borgoña la dejó sola y cada vez más aislada frente al pactismo del rey Carlos, que prefirió hacerse con París y la Isle de France mediante acuerdos de paz con los borgoñones. También es significativo que Juana se rodeara de personajes poco recomendables: entre sus compinches de armas estaba nada menos que  Gilles de Rais, el barón de Rais, quien antes de morir en la horca e inspirar el personaje de Barba Azul, secuestró, violó y asesinó a más de doscientos niños y niñas. Del mismo modo que Juana de Arco es venerada hoy en todo el mundo católico y no sólo en Francia pese a las muchas aristas y rincones oscuros del personaje, hemos sabido también que la mezquita de la M-30 de Madrid alberga un nido de yihadistas sin que sus imanes hagan nada por evitarlo ni por denunciar una forma perversa del islam consistente en perseguir y asesinar a los no musulmanes -y también a los musulmanes en Siria, Irak, Yemen o Pakistan- y en aspirar al martirio. Es cierto que Juana de Arco es un personaje fascinante que ha inspirado una película excepcional como la de Carl T. Dreyer y otra más dudosa como la de Luc Besson, pero en nuestros tiempos no deberíamos aceptar los mitos sin rechistar.

Vídeo: Orchestral Manouvres in the Dark: Joan of Arc - Maid of Orleans
La Juana de Arco de Dreyer




martes, 16 de diciembre de 2014

Playlist nº 65: Se abre la veda del hippie

El hippie, una vieja polémica; el floreado y feliz movimiento surgido en los años sesenta y que tuvo su faceta musical ha tenido en las canciones sus adalides y defensas -Someone groovy de The Mamas and The Papas, Chicago de CSNY- y también sus detractores -Flower punk de Zappa o las de los autores de Matar jipis en las Cíes-; por último he encontrado temas en los que sus compositores se sienten desengañados de la utopía hippie y se prometen no repetir sus errores -Hippie dream, Won't get fooled again-. Como uno sabe ser ecuánime, en la siguiente lista hay muestras de todos los puntos de vista.



1. Crosby, Stills, Nash and Young: Chicago
2. Frank Zappa and The Mothers of Invention: Flower punk
3. Harlem: Hippies
4. John Lennon: Nutopian international anthem
5. 17 Hippies: Her auf der zunge
6. Neil Young: Hippie dream
7. Janis Joplin: Flower in the sun
8. Generation X: Your generation
9. The Mamas and the Papas: Someone Groovy
10. Siniestro Total: No me lavo en la vida/Corta o pelo, landrú
11. American Music Club: All the lost souls welcome to San Francisco
12. Dee Dee Ramone: Negative Creek
13. The United States of America: The american way of love
14. The Wallflowers: Love, peace and Pugwash
15. The Who: Won´t get fooled again

miércoles, 10 de diciembre de 2014

Ampliación del campo de batallla

Probablemente lo que se esté ampliando no sea ese campo de batalla que en su primera novela Houllebecq empleó como metáfora de la sociedad neoliberal, sino simplemente una de las trincheras. En ese bando que algunos irónicamente han llamado TDT Party deben ir haciendo sitio a un nuevo miembro que viene peleón, la RTVE presidida por el exdirector de Telemadrid, alumno aplicado de Luis María Ansón y exmanipulador del 11-M José Antonio Sánchez y con el exsubdirector y exjefe de opinión de La Razón Álvarez Gundín como jefe de informativos. La televisión pública estatal se une así aun selecto club en el que ya están, o estuvieron, la mentada Telemadrid y otras televisiones regionales controladas por el PP, la también citada La Razón, ABC, El Mundo en la etapa de Pedro J. Ramírez, 13TV, Intereconomía, La Gaceta, Libertad Digital, Periodista Digital y algún otro. Hasta ahora he sido seguidor de las noticias y tetulias de La Noche en 24 Horas, del canal público todo-noticias, pero me planteo pasarme a las de 13TV; puestos a ver y escuchar a los esbirros del TDT Party, prefiero el original a la copia. Pero no crean que lo que precipita esta decisión es la indecente entrevista a Pablo Iglesias por la que el Consejo de Redacción y los sindicatos de RTVE piden la destitución del director del programa, Sergio Martín. No, o no sólo por eso; al margen de las pruebas de falta de deontología del presentador, me vienen indignando la orientación casi unívoca de los tertulianos, su descarada defensa y justificación del gobierno y el Partido Popular -ese unánime hosanna a la llegada de José Antonio Alonso a un ministerio- y oirles cómo fusilan verbalmente a quien es incómodo al poder, a éste: les he visto llamar delincuente al juez Baltasar Garzón y aplaudir y justificar que Pablo Ruz sea apartado de los casos Gürtel y Bárcenas por un poder judicial súbdito del poder político. Abrid sitio a la nueva RTVE; es de los vuestros.

miércoles, 3 de diciembre de 2014

Una oportunidad no se da siempre

Una oportunidad, una buena oportunidad de verdad, se tiene muy de vez en cuando. No estaría nada bonito, por tanto, que la arrojasen por el retrete y tuvieramos que tirar de la cadena después. Desde la monumental sorpresa de las elecciones europeas del 25 de mayo con la irrupción de Podemos en el tablero político de España se ha elevado al estrellato a los nuevos bárbaros haciendo correr ríos de tinta a favor y en contra y se ha alertado sobre la descomposición del bipartidismo. Se alerta -¿tal vez se Alierta?- quien quiere o tiene motivos para alertarse, porque ni yo ni la mayoría de gente que me rodea contempla con temor alguno, sino con esperanza, el posible fin de este régimen bipartito y sólo tenemos miedo a que en las citas con las urnas de 2015 vuelvan a ganar los mismos que han gobernado por turnos durante los últimos treinta años. El miedo y la alerta son patrimonio del poder económico, de las grandes empresas y bancos, de las oligarquías que controlan la propiedad de los medios de comunicación; esos son quienes están dispuestos a todo por seguir a los mandos, más o menos en la sombra, de lo que llaman estabilidad: un estatu quo heredado del franquismo que garantiza privilegios  e impunidades. Todos juntos lanzan a todo gas sus maquinarias de infundir temor y esparcir infamias cuando ven amenazado su reinado. Sueñan y se humedecen de placer soñando con una alianza entre los grandes, que promueven publicamente sin pudor. Mienten cuando dicen que el mercado se pone nervios o que el sistema se asusta; los mercados y el capitalismo tienen sentimientos, así que ni nerviosismo ni miedo.

La oportunidad a la que aludía al principio puede tener muchos nombres o ninguno, pero para abreviar y orientarnos lo  llamaré unidad popular. Parto de que la alternativa debe venir necesariamente de la izquierda, pero no de un batiburrillo de fuerzas compitiendo entre sí. No me vale cualquier forma: ni una sopa de siglas ni una agrupación de electores; hablo de una coalición electoral y programática preparada para gobernar y encabezar una rebelión cívica tranquila que cambie el poder  de mano y dé a la genteel control de sus representantes, un espacio de convergencia en el que sean perfectamente identificables las piezas que lo forman sin que éstas tiren en direcciones distintas. Esta convergencia deben estar, claro, Izquierda Unida y Podemos, pero también Equo, otras ferzas ecologistas, movimientos contra los desahucios, organizaciones de consumidores, e incluso ICV en Cataluña, Compromis en Valencia y Geroa Bai en Navarra. No se trata de diluir identidades pero cada fuerza que se integre en esta alternativa de unidad popular debe acudir a ella con humildad y hacer un esfuerzo por desprenderse de algunos lastres. Por ejemplo IU y Podemos han de olvidar buenismos, voluntarismos y prejuicios progres. La federación debe dejar atrás cualquier resabio del centralismo democrático y estar dispuesta arenunciar a nombres y emblemas que están fuera de la Historia; la reciente elección de Alberto Garzón como cabeza de cartel da aliento a la esperanza de convergencia. Es esta posibilidad de confluencia lo que realmente aterroriza al poder y sus vasallos; eso explica que después de meses con Podemos como único receptor de ataques e infundios ahora carguen las tintas contra Tania Sánchez, un claro estandarte de modernización y apertura en Izquierda Unida. Pero no hablo de modernización a ultranza en una formación que puede enorgullecerse de muchos momentos de su historia; es buen momento para reivindicar la denostada teoría de las dos orillas cuando está tan claro que socialistas y populares comparten la misma ribera; hacer comprender de una vez por todas que nunca existió la pinza sino como una invención interesada: Ni Anguita se alió con Aznar contra González ni Rejón con Arenas contra Chaves; en Extremadura IU  deja gobernar al más votado, no apoya a Monago. Izquierda Unida ha de hacer mucha pedagogía, también entre periodistas, que no se enteran ono quieren enterarse, para derribar falsos mitos y condescendientes desprecios. Tampoco estaría mal que IU se desmarcase de algunas actitudes y comportamientos tolerados y hasta aplaudidos en Andalucía con tal de pillar cacho de poder. 

 En cuanto al partido de Pablo Iglesias está claro que chirría tanto liderazgo personalista y telegénico y que hace falta dar la cara con inteligencia y claridad -¡ellos, los grandes comunicadores!- ante errores, sospechas y pequeñas trapacerías y corruptelas -¿Errejón?- que emborroman y ponen en duda el mensaje más que las acusaciones de utopismo y falta de realismo. Podemos no puede permitirse graves meteduras de pata como la convocatoria en solitario de una gran manifestación para el 31 de enero. Pero lo que Podemos debe dejar atrás es una formación basada en el populismo peronista que vale para todo -peronistas eran los montoneros, peronista es Cristina Fernández y peronista fue la Triple A-, y también le sobra su obsesiva obsesión de trasversalidad: Cuando oigo a alguien proclamar que no es de izquierdas ni de derechas siempre pienso en la Falange Española, que decía lo mismo. No, señores y señoras, es la izquierda -la verdadera izquierda- laque lucha por la igualdad, los esrvicios sociales y el bienestar. Rechacen sucedáneos. Ahora que por primera vez las encuestas dicen que PP y PSOE no suman el cincuenta por ciento de los votos, cuando lo utópico e irrealizable empieza a ser  la gran coalición deseada por el poder económico la alternativa no puede estar en marcas blancas de la democracia como UPyD y Ciudadanos. No, la verdadera alternativa está en la unidad y la fuerza de la izquierda. Muchos no perdonaríamos que por pequeñas o grandes mezquindades se desaprovechase la ocasión. Oportunidades no se dan todos los días.