miércoles, 10 de diciembre de 2014

Ampliación del campo de batallla

Probablemente lo que se esté ampliando no sea ese campo de batalla que en su primera novela Houllebecq empleó como metáfora de la sociedad neoliberal, sino simplemente una de las trincheras. En ese bando que algunos irónicamente han llamado TDT Party deben ir haciendo sitio a un nuevo miembro que viene peleón, la RTVE presidida por el exdirector de Telemadrid, alumno aplicado de Luis María Ansón y exmanipulador del 11-M José Antonio Sánchez y con el exsubdirector y exjefe de opinión de La Razón Álvarez Gundín como jefe de informativos. La televisión pública estatal se une así aun selecto club en el que ya están, o estuvieron, la mentada Telemadrid y otras televisiones regionales controladas por el PP, la también citada La Razón, ABC, El Mundo en la etapa de Pedro J. Ramírez, 13TV, Intereconomía, La Gaceta, Libertad Digital, Periodista Digital y algún otro. Hasta ahora he sido seguidor de las noticias y tetulias de La Noche en 24 Horas, del canal público todo-noticias, pero me planteo pasarme a las de 13TV; puestos a ver y escuchar a los esbirros del TDT Party, prefiero el original a la copia. Pero no crean que lo que precipita esta decisión es la indecente entrevista a Pablo Iglesias por la que el Consejo de Redacción y los sindicatos de RTVE piden la destitución del director del programa, Sergio Martín. No, o no sólo por eso; al margen de las pruebas de falta de deontología del presentador, me vienen indignando la orientación casi unívoca de los tertulianos, su descarada defensa y justificación del gobierno y el Partido Popular -ese unánime hosanna a la llegada de José Antonio Alonso a un ministerio- y oirles cómo fusilan verbalmente a quien es incómodo al poder, a éste: les he visto llamar delincuente al juez Baltasar Garzón y aplaudir y justificar que Pablo Ruz sea apartado de los casos Gürtel y Bárcenas por un poder judicial súbdito del poder político. Abrid sitio a la nueva RTVE; es de los vuestros.

No hay comentarios: