sábado, 7 de noviembre de 2009

La leyenda del Niño Miguel





Aquél "Dicen de mí que me amenaza el tiempo, dicen de mí que si estoy vivo o muerto" que sirvió de doloroso autorretrato de los últimos años de Camarón, cobra significado en una figura artística que vive -sí, vive, aunque en algunos momentos no he estado demasiado seguro de ello- entre lo legendario y el realismo sucio. Miguel Vega, el hijo de Miguel el Tomate, el tío de Tomatito, arrastra su desdicha entre el anonimato, el vago recocimiento, teñido de compasión de los cada vez más escasos de sus paisanos que sobre los cartones en el hueco de un cajero automático o en un banco de la Avenida de Andalucía de Huelva reconocen aún al genio a quien Paco de Lucía consideró la mejor guitarra española de la historia, el Niño Miguel.


A veces aún lleva su guitarra tullida, con las tres cuerdas que siempre le bastaron para dejar sin respiración a quienes alguna vez tuvimos
la suerte de escucharle antes de que saliera corriendo a ocultarse en un rincón donde buscarse las venas hambrientas de heroína. Ayer sábado, su ciudad le quiso echar una mano con un concierto en el Palacio de Deportes de Huelva para el que más de cinco mil onubenses agotaron las entradas a la venta. Todo lo recaudado irá para un Miguel de 57 años que como esos yonquis encallecidos que aguantan el tipo hasta que se nos antojan inmortales, se niega a apagarse. Allí estuvieron José Mercé, Estrella Morente, Pepe de Lucía, Carmen Linares, el Pele, Manolo Sanlúcar, Pepe Habichuela, Tomatito, Juan Carlos Romero, José Luis Rodríguez, Miguel Ángel Cortés y Eva la Hierbabuena. Todos se han rendido ante la genialidad quebradiza de un músico, tan grande o más como compositor que como instrumentista, siempre ajeno a su propia grandeza, arañado desde pequeño por las garras de la esquizofrenia, arrasado después por la heroína, ahogado en el alcohol y que aún así tuvo tiempo de hacer la revolución en los 78 minutos que suman ‘La Guitarra de Niño Miguel’ -1975-, y ‘Diferente’ -1976-. Bastaron para colocarle en el escalón más alto de la jerarquía del flamenco durante aquel breve período, antes de precipitarse de cabeza al abismo.



“Su música es un grito que pide que le saquen de un cuerpo que no le corresponde”,
así le describe José Luis Rodríguez, otro guitarrista onubense también genial pero menos herido. Desde su infierno de callejones, bancos helados y fandangos por un par de euros en la Plaza Niña... con su rostro afilado, la barba cana y la voz pastosa de los yonkis, rasgos en los que la mirada huidiza es el único recuerdo del joven guapo y tímido que fue, y aun hoy siempre inventando compases, improvisando, con la mente en otro sitio, como si le llegaran destellos de grandes piezas que aún hoy yacen sepultadas en el fondo de un pozo de desgracia pero sin renunciar a ver la luz alguna vez.


Cuentan que el Niño Miguel, que ayer salió al escenario, está mejor, que anda medio recluido en el Hospital Juan Ramón Jiménez donde intenta salir adelante, y que a finales de este mes en el Festival de Cine Iberoamericano se podrá ver un documental de Annabelle Ameline, Benoît Bodlet y Chechu García Berlanga sobre el Niño Miguel, que sus autores han titulado La sombra de las cuerdas.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

QUE BOCA MAS SUCIA TIENES, EN VEZ DE PONER EN LOS ALTARES A ESTE MAESTRO LO QUE HACES CON TUS VANOS COMENTARIOS ES PERDERLE EL RESPETO.

NO INVENTES SITUACIONES QUE NI HAN PASADO SIQUIERA Y LA PALABRA YONKI LA USAS PARA OTRAS PERSONAS SI TE PARECE.



KRIS HUELVA

Anónimo dijo...

QUE PASA QUE SOLO PUBLICAS CUANDO TE DICEN COSAS QUE A TI TE GUSTA LEER VERDAD??? PUES VUELVO A REPETIRTE QUE PARA HABLAR DE MIGUEL VEGA CRUZ, TIENES QUE LAVARTE LA BOCA.

KRIS HUELVA

http://www.youtube.com/user/condemoltURL: dijo...

Como se puede llegar a ser tan ignorante, para hablar asi del maestro mas grande que dio la historia, que pasa , que su vida no fue como queriais?, fue vida facil para alguno de los grandes maestros , chopen, mozar etc?,
cuando nos daremos cuenta y dejaremos de ser tan prejuiciosos y empezaremos a valorar el legado de cada gran maestro?, su musica,, sus creaciones..........., yo tambien quisiera haber nacido cn ese don, pero como no fue asi, me dedico a escuchar y disfrutar.
Jose Antonio Anchel

Federico Vaz dijo...

Curioso. Escribe uno lo que considera un homenaje respetuoso a una figura que merecía un reconocimiento infinitamente mayor del que tiene y le tachan de faltarle el respeto, de inventar... y de ser un ignorante. Claro que hacen falta muchos huevos para llamar a alguien ignorante y en la misma línea escribir "chopen" y "mozar", con lo cual empiezo a considerar inútil contestar a estos comentarios, pero aún así, vayamos por partes:

-como ateo convencido los altares me resultan lugares muy incómodos, y considero que la admiración ciega es admiración estúpida. Es una obviedad decir que lo genios son humanos y tienen las debilidades de todos los humanos.

-Lo que cuento sobre Niño Miguel está perfectamente documentado, basta pinchar en los enlaces hacia distintas biografías en internet, eso sin contar con que he conocido al guitarrista y le he visto en diversas situaciones, algunas realmente jodidas, en las que en ningún caso su estado me hizo dudar de su talento, y siempre sentí la misma rabia por lo que pudo haber sido y no fue.

-A lo mejor algunos querrían contar la historia del músico como si fuera una película de Disney, silenciando todo lo incómodo, pero la realidad es tan dura como terca y por tanto negar que las drogas y el alcohol han frustrado la carrera de tal vez el más importante artista flamenco de las últimas décadas sí es mentir e inventar.

-No os gustará la palabra yonki, pero es lo que hay, para mal o para bien las drogas suelen caminar muy cerca de los artistas y a veces no se puede entender su trabajo sin su presencia. Podéis negar la realidad, pero os lo creeréis sólo vosottos. Que yo sepa Camarón no se chutaba colacao, ni Paco Toronjo decía que no cantaba si no tenía un vaso de Casera al lado. ¿Son menos grandes por ello?

-Definitivamente creo que artistas como Niño Miguel son demasiado grandes para mentes tan pequeñas, y que el arte y la vida son demasiado anchos para mentes estrechas.

locozick dijo...

este guitarrista era un genio la primera vez que lo escuche me dejo maravillado ,este tipo es demasiado grande como para no darlo a conoser sin duda de los mas grandes guitarristas de la historia desde chile.