martes, 21 de abril de 2009

Silvia de Luque expone en Málaga

El otro regalo de Silvia

Pensando en qué escribir sobre la primera exposición de fotografía de Silvia de Luque me viene a la mente una paradoja tal vez algo rebuscada pero que me resulta divertida. St. Etienne, un grupo que siempre he adorado, incluyó en su álbum de 1998 Good Humor dos singles consecutivos titulados Sylvie y The Bad Photographer. Es justo al revés: Pensar en esta Silvia, amiga y compañera de trabajo desde hace ya ni me acuerdo cuanto, es pensar en The good photographer, en alguien que en tan poco tiempo que da vértigo se ha introducido en este arte y ha escalado a alturas inconcebibles de talento, calidad y sensibilidad en un fotógrafo aficionado.

Silvia tiene hasta el 20 de mayo abierta su primera exposición en solitario en la sala Ámbito Cultural de El Corte Inglés de Málaga. Lo suyo es para estudiarlo. Su talento para la radio estaba ya demostrado a uno y otro lado de los controles pero hace poco más de tres años que la oía hablar por primera vez de fotografía y del nuevo mundo que había descubierto en Flickr.com. Ver sus primeras fotos en su página de Flickr fue un shock. Su evolución posterior da vértigo. Mil visitas diarias en su página, un montón de amigos de la red que abarrotaron la inauguración de la exposición, y una nueva demostración de talento en cada foto que cuelga.


En Málaga ha llevado al papel ochenta de ellas, escenas tomadas en Granada, Huelva, Polonia, Argentina, Uruguay... vida urbana, detalles de flores o animales y sobre todo las siluetas recortadas contra el cielo y los paisajes que en sus fotografías se convierten en orgánicos. En El regalo de Silvia, la hermosa película de Dioniso Pérez Galindo, la protagonista decidía acabar con su vida regalando su corazón y el resto de sus órganos a otras personas. Esta otra Silvia está también repartiéndose a sí misma en el regalo de sus fotos.


1 comentario:

Silvia de Luque dijo...

Qué puedo decirte... ¡Un millón de gracias!