domingo, 28 de septiembre de 2008

Playlist nº 5 Dance the Revolution

¿Quién demonios necesita hoy una canción protesta?



Cincuenta canciones para hacer la Revolución o para verla por la tele.

  1. Strange Fruit - Billie Holliday

  2. Street Fighting Man – The Rolling Stones
  3. There is Power in a Union – Billy Bragg
  4. Dust Bowl Blues –Woody Guthrie
  5. Gora Herria - Negu Gorriak

  6. Burnin’ and Lootin’ – Bob Marley & The Wailers
  7. Llegará octubre – El Pecho de Andy
  8. Chimes of Freedom – Bob Dylan
  9. Windowsill – Arcade Fire
  10. Fight The Power - Public Enemy
  11. Youth Against Fascism - Sonic Youth

  12. Abril 74 – Lluis Llach
  13. How Can a Poor Man Stand Such Times and Live? – Blind Alfred Reed
  14. The Guns of Brixton – The Clash
  15. Kolpez Kolpe - Kortatu

  16. Ohio - Crosby, Stills, Nash & Young
  17. The Red Flag - Robert Wyatt
  18. The Partisan – Leonard Cohen
  19. Working Class Hero – John Lennon
  20. War Pigs - Black Sabbath
  21. A Change is Gonna Come - Sam Cooke

  22. Peace in Our Time - Elvis Costello and the Attractions
  23. Revolution - The Beatles
  24. Born In The U.S.A. - Bruce Springsteen
  25. Fortunate Son - Creedence Clearwater Revival
  26. Plegaria del labrador – Victor Jara

  27. What's Going On - Marvin Gaye
  28. Southern Man - Neil Young
  29. The Revolution Will Not Be Televised - Gil Scott Heron

  30. Ball of Confusion -The Temptations
  31. Trouble - Joshua White & His Carolinians
  32. Strawman - Lou Reed
  33. The Preacher and the Slave – Joe Hill
  34. Holiday in Cambodia - Dead Kennedys
  35. Born Here – D.A.M.

  36. Why I'll Always Be The Man In Black - Johnny Cash
  37. Love's Gonna Get' Cha (Material Love) - Boogie Down Production
  38. And The Band Played Waltzing Matilda – The Clancy Brothers

  39. The Bourgeois Blues – Leadbelly
  40. God Save The Queen – Sex Pistols
  41. Matador – Fabulosos Cadillacs
  42. Nelson Mandela – The Special A.K.A.
  43. Parisien du Nord – Cheb Mami

  44. 99 Luftballoons – Nena
  45. A Nation Once Again – Wolfe Tones
  46. Killing in the Name Of – Rage Against the Machine
  47. People Have the Power – Patti Smith
  48. My October Symphony - Pet Shop Boys

  49. La Internacional - Pi de la Serra
  50. Yo lucho – Kiko Veneno

Último artículo publicado en Granada Hoy

Marca registrada

Dice un chiste tontorrón que para un pacifista la mayor cruz es vivir en el Paseo de la Bomba de Granada. Al pobre se le caería el alma a los pies si se entera de que la Alhambra no es palacio ni fortaleza ni parque temático, ni siquiera una estupenda cerveza sino la marca registrada de un mortífero artefacto explosivo made in Spain. En concreto Alhambra es una "granada de mano con espoleta de doble retardo electrónica", y Alhambra-Do es una versión superior que “además puede ser transformada en una Granada de Mano Menos Letal –en mayúsculas en el ciberprospecto original-, sólo retirando la envuelta de bolas con una fácil y rápida operación". Mejor no conocer los efectos de dicha “envuelta de bolas”.

Chapoteando despreocupado en la espuma de la Alhambra Especial y la Alhambra 1925, por los infructuosos intentos y recursos planteados por el Patronato para registrar la marca Alhambra y Generalife me entero de la existencia de ambos productos de la firma aragonesa Instalaza, S.A., orgullo de la industria armamentista española -que durante los gobiernos Zapatero ha duplicado la venta de armas a países en conflicto y exportado cuatro variedades de bombas de racimo-. Los fabricantes de granadas llegaron antes. Alhambra era ya una marca registrada desde 1998 en la Clasificación Internacional de Productos y Servicios de Niza dentro de la Clase 13, que ampara armas de fuego, municiones, proyectiles, explosivos y fuegos de artificio… Al Qaeda y las Fallas en la misma ventanilla.

Si el nombre no era suyo ¿Qué hacía el Patronato de la… -si los judíos se refieren al Nombre Sagrado, Bendito Sea, porque su colérico dios detesta verse en boca de cualquiera, no la nombraré yo, no sea que Villafranca (1) me mande un motorista- plantando cara al mismísimo Armani por haber comercializado su perfume Oranger Alhambra sin pasar por caja? El bueno de Giorgio pensará que es peor encontrarse una granada bajo la almohada que a los doce leones restaurados gruñendo ante su oficina de Milán y que igual a Rosa Torres (2) se la encandila con un modelito de noche pero los fabricantes de armas van sobrados de trajes Armani.

Con mala pata y a destiempo se ha metido el Patronato alhambreño en batallas perdidas sobre marcas, registros, copias e imitaciones; los fabricantes de granadas no lo tienen mejor en esa guerra, pero su negocio tiene más futuro. En la Audiencia de Madrid la razón gana una batalla más a quienes ponen puertas al campo: Es legal enlazar páginas web a ficheros de descarga P2P. La libertad para compartir el conocimiento sigue derribando los muros de la industria cultural, la patente es una entelequia, los imitadores chinos mejoran los productos de marca y los estudiantes preparan sus tesis mediante el cut & paste. Los nuevos tiempos han dado la razón a Proudhon: La propiedad (intelectual) es un robo.

(1) Mar Villafranca, directora del Patronato de la Alhambra y el Generalife

(2) Rosa Torres, consejera de Cultura de la Junta de Andaluc
ía y presidenta del Patronato de la Alhambra y el Generalife

Paul Newman, 1925-2008

El mito vulnerable

Newman o la duda heterosexual (El País)
Paul Newman, la leyenda de los ojos azules (El Universal)
Por el amor a una actriz (Público)
Celebrating Paul Newman (Cinemaretro)

Cool Hand Luke (La leyenda del indomable, 1967)



I let him down. So that disgust with mendacity is really disgust with myself. When I hear that click I don't hear the sound of that phone ringing anymore. And I can stop thinking.
I'm ashamed! That's why I'm a drunk.
When I'm drunk I can stand myself.

Cat On A Hot Tin Roof (La Gata sobre el tejado de zinc, 1958)



Prueba de cámara junto a James Dean para Al Este del Edén de Elia Kazan en 1954. Newman no fue aceptado.


jueves, 25 de septiembre de 2008

La criatura cambia de nombre

Del Fuego amigo a El que apaga la luz
Lo he estado pensando desde nada más comenzar con este blog y sobre todo desde que me advirtieron de la existencia de otro con este mismo nombre -aunque el autor no se había molestado en registrar el dominio, pero hay que reconocerle que llegó antes-, en concreto Fuego amigo es el nombre del blog de Manolo Saco en Público, bastante inspirado, por cierto; imagino que en su caso el título fue inspirado por la famosa frase de Felipe González respecto a la guerra entre los medios de Prisa y los de Media Pro que estalló tras la salida del diario de Ignacio Escolar. En el mío me venía gustando desde siempre, por la idea disparar por accidente -o no- a los de tu propio bando y porque Friendly Fire es una de mis canciones favoritas de Pet Shop Boys -No la busquéis en su discografía oficial, forma parte del musical Closer to Heaven de 2001.

Es otra canción la que inspira el nuevo título del blog, El que apaga la luz, incluida en Los Diarios del Petróleo de Chucho.


¿Significados? Los la canción de Chucho eran unos y los del nuevo título de este blog, ninguno, que a cada cual le sugiera el suyo. De momento se puede seguir accediendo al blog por los conductos habituales: fuegoamigo.es y federicovaz.blogspot.com, pero ya tengo reservado el dominio elqueapagalaluz.es -una ganga lo de Piensa Solutions- y en unos días estará funcionando. Es probable que en los próximos días cambie también la plantilla base y con ella el diseño del blog. pero todos los contenidos se mantendrán tal cual. Spasiva.

martes, 23 de septiembre de 2008

Publicada la primera obra completa de John Giorno en español

Simplemente di NO a los valores familiares

El del título es un poema de John Giorno (Nueva York, 1936) que hace ya unos cuantos lustros me dejó marcado como lector y me reafirmó como el adolescente que pretendía poner en duda lo aprendido y experimentar y jugar en el filo, resultados aparte. Sigue siendo hoy uno de los textos más combativos y radicales que conozco: Su no rotundo a los vínculos matrimoniales -el autor, John Giorno, es un gay militante que detesta el matrimonio gay-, su apelación festiva a las drogas y al sexo con quien te dé la gana, la dura advertencia que hace contra el fundamentalismo cristiano -un virus, lo llama- te van guiando a la conclusión de que no hace falta manifestarse en contra de los valores aprendidos, simplemente no les hemos hecho caso jamás, como si no existieran. Giorno me llegó con Mario Maffi y La cultura Underground (Anagrama), el libro de mis quince años, con Yonqui de Burroughs (Anagrama), con Ginsberg, Dylan, Kerouac y Lou Reed. Conocía detalles de su trayectoria: Que fue amante de Andy Warhol, quien le filmó durmiendo durante cinco horas en Sleep; su conversión al budismo paralela a la de Burroughs, que se enfrentó a todos los iconos de la contracultura, con el plasta de Abbie Hoffman a la cabeza, a yippies y grupos radicales de gays y lesbianas; su sello discográfico GPS para el que Patti Smith o Sonic Youth grabaron trabajos de spoken word que se transmitían a través de una red de líneas telefónicas; el dineral que se gastó en un programa personal -muy efectivo- de apoyo a enfermos de Sida; pero hasta ahora no había tenido ocasión de conocer el conjunto de su obra ni nunca estuve cerca de sus relativamente frecuentes performances en España, que desde 2005 realiza acompañado por el músico Javier Colis (Demonios Tus Ojos, Mil Dolores Pequeños...).

Por primera vez ha aparecido un poemario completo en español de John Giorno: La sabiduría de las brujas. DVD Ediciones es la responsable de una publicación muy cuidada, bilingüe y muy bien prologada y traducida por el poeta peruano Martín Rodríguez-Gaona, quién mejor conoce su obra en España y organizador de algunos de sus recitales como el de 2005 en la Residencia de Estudiantes.

En la web de DVD Ediciones encontraréis una ficha de la obra, con una entrevista del propio Rodríguez-Gaona, uno de los poemas-grabado incluidos en el libro y varias fotografías además de la traducción de Just Say No To Family Values.

Este poema y otros dos entre los más destacados y conocidos de la obra de Giorno, The Death of William Burroughs y Demons in the Details los encontraréis en su versión original -y traducidos al catalán- en la revista literaria digital Barcelona Review -disponible en catalán, español, inglés y francés.

Y lo mejor para el final: El propio John Giorno recita Simplemente di No a los valores familiares en Italia, en un fragmento del film dirigido por Antonello Faretta Nine poems in basilicata.

Y otro fragmento en vídeo: Giorno en 1981 en el documental de Ron Mann, Poetry in Motion.

domingo, 21 de septiembre de 2008

Anotaciones a "El sueño de las manzanas"

Sobre el espectáculo, el morbo y el derecho a conocer el pasado



La anterior entrada incluye el texto del artículo que publico este lunes, 22 de septiembre en Granada Hoy, demasiado maniatado por los 2.700 caracteres que me piden para poder dejar claras las sensaciones que me produce toda la polvareda desatada en torno a la posible exhumación de los restos de Federico García Lorca y los otros tres hombres junto a él asesinados el 18 de agosto de 1936: Dióscoro Galindo, Joaquín Arcollas Cabezas y Francisco Galadí.

En primer lugar queda claro que no dediqué una línea a rebatir o polemizar con el bien aprendido argumentario que contra lo que se ha definido con la redundancia Memoria histórica esgrime una derecha que mientras lo hace se está delatando como heredera directa de quienes en 1936 planificaron una concienzuda operación de exterminio del desafecto a la nueva autoridad impuesta por la fuerza de las armas y la llevaron a cabo sistemáticamente no sólo durante los tres años de conflicto bélico sino sobre todo en los años posteriores.

La conexión entre quienes hoy agitan el manido "no reabrir heridas" y el regimen criminal del general Franco es perfectamente equiparable a la que existe entre ETA y las organizaciones que la representan en la sociedad y la política vascas. Son la Batasuna del franquismo los historiadores hemipléjicos, los articulistas que tienen siempre en boca al abuelo de Rodríguez Zapatero y los políticos que invocan el borrón y cuenta nueva de la Transición y la Amnistía de 1976 -una ley de punto final no muy diferente de la que los argentinos han derogado recientemente-, negando la evidencia de que medio país es hijo o nieto de asesinados arrojados a canteras y muladares. Cuando fue necesario ampliar el cementerio granadino de San José en los primeros setenta los fusilados junto a sus tapias -entre ellos el alcalde de Granada y cuñado de Federico, Manuel Fernández Montesinos- pasaron de una indigna fosa común a un ignominioso vertedero, sin solución de continuidad, como pasamos de dictadura a democracia. Ni una palabra más desperdiciada en quienes niegan el derecho a ponerle nombres a los asesinados y a los asesinos, y darles a los primeros un lugar en el que la mirada de los suyos se refleje, al menos tan digno como las tapias de las iglesias y hasta los altares reservados para los otros muertos.

Sí me duele lo injusto que se ha sido con la familia García Lorca desde círculos progresistas. Es algo que viene de antiguo y que une una buena porción de malafollá granadina a un sentimiento de culpa compartido por tantos años de silencio cobarde sobre el asesinato de Federico y de Fernández Montesinos y a la envidia de quienes les echan en cara que la obra de Lorca reporte y siga reportando pingües royalties, cómo si hubiera algo ilegítimo en ello. La obra desarrollada por la Fundación desde la Residencia de Estudiantes y pronto desde el Centro Lorca de La Romanilla no parecen importar, ni todo lo que a la ciudad de Granada han aportado desde que se reabrió la Huerta de San Vicente. Con facilidad se olvidan las persecuciones, lo que es ver a una familia diezmada, el dolor y los silencios, el exilio y las palabras de Federico García, el padre, en el barco hacia América, el "No quiero volver a esa jodida tierra" que inspira un magnífico artículo de Javier Rioyo publicado hoy mismo.

Cuando hace una década la Fundación García Lorca abrió con Patti Smith los "Conciertos de la Huerta" asistimos a lo inaudito. Les gritaban "fascistas" a los García Lorca porque habían diseñado un concierto íntimo para trescientas personas. Lo que era una simple opción estética que se consolidaría en años sucesivos con Lou Reed, David Byrne o John Cale entre otros, se interpretaba como un gesto de elitismo -obviando que son muchas las estrellas de rock de estadio que inician sus giras o presentan sus discos en pequeños recintos buscando las distancias cortas con el público-. Alegremente llamaban fascistas a los herederos de la víctima del fascismo que simbolizó a todas las víctimas. Con la misma ligereza se acusa a esa familia de vivir de la muerte de Federico.

Y ahora, de nuevo, más incomprensión; el discurso de que ellos son un obstáculo para que otras familias puedan recuperar a sus muertos. Como el grito de "fascistas" en aquel concierto, ahora se asocia su deseo a mantener el cuerpo de Federico en el lugar donde está a una posición conservadora, contrapuesta a lo progresista que sería abrir fosas aún contra la voluntad de quienes tienen en ellas a los suyos. A esa obtusa asociación de ideas respondía Laura García Lorca en El País en un fragmento que reproduzco de un largo reportaje de Jesús Ruiz Mantilla, Operación García Lorca:

Laura García Lorca recalca que ése [la privacidad] es un asunto prioritario para ellos. Además del desgarro que para su familia supone ese paso. "Abrir una fosa es espantoso para todos. A algunos les puede resultar un consuelo, una tranquilidad; pero a mí, personalmente, me genera inquietud, sobre todo si no lo has solicitado". El asunto tiene que ver con el término abrir y cerrar heridas, que para ella es confuso y se presta a manipulación. "Ante todo permanece el sentimiento propio, el más íntimo. En mi caso, cavar esa fosa no supone cerrar ninguna herida. Puede que la abra de nuevo".

Son terrenos tan personales como resbaladizos. Como el hecho de considerar la exhumación un acto progresista y lo contrario, conservador: "Eso es algo que se insinúa, que flota y que simplemente no es cierto. No es algo que tenga que ver con la ideología, sino con el sentimiento íntimo, porque nuestra ideología es la que es. Creemos que ése es ya un lugar sagrado y que debe quedar como está. Es nuestra impresión. Sencillamente queremos que se nos escuche y se nos comprenda, aunque no vamos a entorpecer nada".

Manuel Fernández Montesinos, antecesor de Laura al frente de la Fundación e hijo del alcalde asesinado y de Concha García Lorca, incide en el mismo reportaje en el gran riesgo de toda esta operación de rescate, el circo del morbo:

"Exigimos privacidad absoluta, que no se convierta aquello en un tenderete con cámaras. Para nosotros, aquel lugar es un santuario civil; nos resultará molesto, incluso vejatorio remover, pero no nos opondremos".

También en el artículo que ahora complemento incluí enlace al comunicado emitido por la familia el pasado 18 de septiembre. Lo repito aquí porque conviene leer a los protagonistas sin intermediarios

Motivos de temor no les faltan. Sólo después de mucho insistir la familia en que no quería que la saca de los cuerpos se convirtiera en un espectáculo mediático alentado con tanta buena voluntad como delirios de grandeza por Baltasar Garzón se oyeron las primeras voces en las tertulias admitiendo que tal vez tenían razón, que existe un riesgo evidente de que todo acabe en un espectáculo de huesos y ADN ante las cámaras. Antes, fue apenas conocerse el cambio de postura -que no es tal- de los García Lorca respecto a las peticiones de los Galadí y los Galindo y los resortes saltaron, editores histéricos pidiendo conexiones en directo, teléfonos que se caían, ¡el móvil de Laura, quiero el móvil de Laura!... Buitres afilando las garras. Servidor odia el corporativismo y mi profesión me ha enseñado a desconfiar siempre de las buenas intenciones de los colegas y más aún de los jefes, así que no pienso cumplir con lo que se supone es mi deber: el falaz argumento de defender la libertad de expresión por encima de todo cuando se entromete en la privacidad y pisotea el territorio de lo íntimo. Éste es tiempo de lobos y no pienso hacer de Rodríguez de la Fuente.

No albergo ninguna duda de que la exhumación será un circo bastante parecido a lo que describo en mi artículo, a las pruebas me remito. Para vender los periódicos de Pedro Jota y ganar publicidad para la radio de los curas se sostuvo durante cuatro largos años una descomunal mentira sobre la base de 192 muertos que generó toneladas de desestabilización y de un odio que aún seguimos padeciendo. La verdad sobre la muerte de otras 153 personas puede no llegar a conocerse dinamitada por los deseos de El País de llevar a su portada y a su web las imágenes de una catástrofe y los informes confidenciales sobre lo que supuestamente pasó, con la inestimable colaboración en el negocio del Ministerio de Fomento o quienquiera que los filtrase. Los míos son capaces de todo, como para no temerles.

Hablando de conspiraciones, eso es algo de lo que tampoco ha escapado la familia García Lorca: desde el historiador que asegura que la familia pactó con el franquismo llevarse el cuerpo discretamente a otro lugar a cambio de dinero hasta quienes plantean que su oposición a la apertura de fosas tiene que ver con la financiación que el Ayuntamiento de Granada, gobernado por el Partido Popular, presta a la Fundación García Lorca, pasando por el delirante documental de Emilio Ruiz Barrachina “Lorca. El mar deja de moverse”, que sitúa al supuesto autor material del asesinato en un panteón de los García Lorca. Todos estos delirios y más los tienen en el más que delirante, lisergico análisis que publica Manuel Francisco Reina en el autodenominado periódico digital progresista ElPlural.com. No se lo pierdan, el autor se ha equivocado de bando, Pedro Jota pagaría un sueldazo por tanta imaginación desbocada.

Para colmo esa búsqueda del morbo a costa de la verdad, de la intimidad y de lo que se ponga por delante goza de cada vez más comprensión. Conocida es la falta de sintonía -por no emplear términos más explícitos- entre la familia García Lorca y el biógrafo del poeta Ian Gibson; sabida es su histórica obsesión por desenterrar los restos, que a su juicio pueden aportar datos sobre si Lorca fue previamente torturado, si hubo tiro de gracia y otros detalles de sus últimas horas. Pero me dejan de piedra sus declaraciones a la SER -que enlazaba en el artículo previo y que vuelvo a incluir- en las que considera algo natural e inevitable el previsible espectáculo mediático. Es lo que hay, afirma el historiador, como si debiéramos rendirnos a lo inevitable: la confusión entre el personaje público -entendido como alguien cuya labor es conocida y aporta algo a la sociedad- y la celebrity, que debe estar permanentemente bajo los focos. Ni siquiera en el caso de las celebridades creo que deba ser así, pero Gibson parece entender que sí, o bien considera a Lorca más una celebrity que un personaje público. Escuchen sus declaraciones a Gemma Nierga.


Esto es lo que nos espera, o lo que nos hemos merecido. Pobres muertos y pobres vivos.

Último artículo publicado en Granada Hoy

El sueño de las manzanas

Agazapado tras un olivo de El Caracolar, el camarógrafo de la productora dedicada a expender charcutería a las televisiones aguarda la imagen del primer hueso robado a la tierra. En Andalucía Directo la reportera, que no se pierde un episodio de CSI, reclama al forense detalles sobre la inspección de la osamenta. Se agotan los GPS: 37º14' 31'' N - 3º33' 0,59" W. Los alcaldes de Alfacar y Víznar y el delegado del Gobierno aderezan de adjetivos sus discursos y ponen en valor olivares. Hoy se habla de un poeta en los debates rosas de la tele; falsos periodistas interrogan al anciano que previo pago asegura haber formado parte del pelotón de fusilamiento. La hora de la saca aparece esta mañana entre las convocatorias diarias de Europa Press; por la noche se comentan los empujones, las carreras, la tierra removida por los buitres pero no la desolación de quienes en este nuevo tiempo de lobos han asistido a una segunda ejecución en la que los fusiles eran cámaras. “Quiero dormir el sueño de las manzanas, alejarme del tumulto de los cementerios” (1).

Llega después la hora de los panteones, bustos y metopas; las ovaciones ante los restos ya ultrajados. Fotos junto a la tumba, romerías necrófilas, un pequeño Père-Lachaise con su mapa interactivo de celebridades difuntas. En este hipermercado satisfacemos la necesidad del mito, el símbolo visible, la mentira en suma. Un día leemos que el sepulcro ha sido profanado, un admirador demente robó los despojos. “Porque te has muerto para siempre, como todos los muertos que se olvidan en un montón de perros apagados” (2).



Las simpatías fueron para las familias de los otros difuntos, quienes con toda la justicia negada en setenta años pedían transformar lo intangible en tridimensional; ver el agujero de bala en el cráneo, una mirilla estereoscópica a través de la cual se descubre a los asesinos en tres dimensiones. Les asisten la Historia y la Ley pero es su condición de hijos de muertos lo que les otorga el derecho a decidir. El mismo derecho se les niega hacia otra familia con su propio asesinado, para ellos la incomprensión. A su ilustre finado el crimen le hizo símbolo, condenando de antemano cualquier anhelo de intimidad, un obstáculo para las ansias legítimas de los otros. No se equivocaban: bastó un “no nos opondremos” para que el circo abriera sus puertas. ¿Qué no vendrá después? Si hasta el biógrafo irlandés se muestra comprensivo con el espectáculo morboso tratándose de un símbolo, una celebridad. Proclama esta familia, y nadie les escucha, que esos barrancos no son una cuneta sino un mausoleo, un campo de batalla -una batalla en la que un bando llevaba fusiles y el otro las manos atadas a la espalda- en el que uno de los muertos defiende el descanso de otros miles. Nadie les hizo caso y “Llegó la gente que come por detrás de las yertas columnas y los asnos de blancos dientes con los especialistas en las articulaciones” (3).

(1) Gacela VIII De la muerte oscura (Divan del Tamarit, 1936)
(2) Alma ausente (Llanto por Ignacio Sánchez Mejías, 1935)

(3) Cementerio judío (Poeta en Nueva York, 1929)

miércoles, 17 de septiembre de 2008

Un Festival con toque exquisito


El South Pop Festival, este fin de semana en Isla Cristina


Recomendación que no podía faltar que para algo es en mi pueblo e incluso la cosa queda en familia. El sello sevillano Green Ufo, uno de los que mantiene una política de edición musical más acertada y sensible en medio de la vulgaridad reinante, y que en el apartado escénico ha sido responsable de los dos últimos ciclos de pop-rock de la Consejería de Cultura andaluza, ha decidido clonar su cita anual sevillana, el South Pop y junto al Ayuntamiento de Isla Cristina llevarla durante dos días a esta población de la costa de Huelva, a pocos kilómetros de la frontera portuguesa... y con unas doscientas recetas locales basadas en el atún, que eso también hay que tenerlo en cuenta.



La oferta musical es increíblemente valiente y atrevida, pasando olímpicamente de los nombres de relumbrón, ni siquiera de esa estrella que se coloca rodeada de un cartel de mediocridades, como últimamente es costumbre en los festivales veraniegos. No hay estrellas aunque para muchos a American Music Club haya que contarlos entre los grandes y la voz de Mark Eitzel lleve dos décadas acompañándonos.



Ni puñetera falta que hacen las estrellas contando con platos para los paladares más exquisitos: Shara Wordem, o lo que es lo mismo, My Brigh
test Diamond, que con "Inside A Boy" ha grabado una de las canciones del año; la folktrónica poderosa de Tunng o el californiano Jeremy Jay -quién también la ha liado con "Heavenly Creatures"- en su primera visita a España -y la única del año-, entre la docena de bandas que podrán verse y escucharse despidiendo el verano -la previsión habla de buen tiempo- junto a algunas de las mejores playas de todo el país.




Además el South Pop inaugura el concepto de festival low cost -a 32 euros los dos días ya me diréis- y se ha agenciado acuerdos para contentar tanto al festivalero que no puede vivir sin su colchoneta -por 5 euros por cabeza y coche gratis el camping Giralda a años luz de las mugrientas acampadas del Ola o Benicassim- como al que ya pide que le traten como a un señor -32 euros persona/noche con desayuno en el Barceló, un cuatro estrellas de playa.


En fin que para que veáis lo que os perdéis si no vais preparando ya la maleta, además del enlace a la web del festival, unas foticos de mi pueblo -cosecha propia de este verano, son de gran formato y se pueden ver enteras pinchando en ellas- y algunos vídeos de los músicos participantes.


domingo, 14 de septiembre de 2008

Man Ray, Duchamp, Picabia. Exposición en Barcelona



Mezclando amoniaco, nitrato y cerillas

Su unión fue calificada como un cóctel explosivo lanzado al corazón de la Historia del Arte. después de ellos nadie pudo poner la mano en el fuego sobre lo que es arte y lo que no. Le queda sólo una semana a la más trascendental exposición que ha podido verse este año en España.

Organiza
da por el Museu Nacional d'Art de Catalunya -cuya sede está en el Palacio Nacional de Montjuich- en colaboración con la Tate Modern de Londres, reune a tres artistas cuyas trayectorias son inseparables y se alimentan mutuamente: Marcel Duchamp (1887-1968), Man Ray (1890-1976) y Francis Picabia (1879-1953).Sin sus hallazgos y sus provocaciones no se podría entender el arte contemporáneo.

La muestra reúne más de 300 obras: pinturas, fotografías, dibujos, películas y objetos, entre los que destacan los famosos readymades de Duchamp que cuestinaron el propio concepto de obra de arte. Marcel Duchamp y Francis Picabia nacieron en Francia y se hicieron amigos en París. Fue en Nueva York, ciudad de exilio de los dos artistas franceses, donde, en 1915, junto con el americano Man Ray, impulsaron el movimiento dadá de esa ciudad, y donde forjaron una amistad a tres bandas que duró hasta el final de sus vidas.



La exposición incide precisamente en la plasmación de esta amistad en el arte: Su fascinación común por las máquinas, el movimiento, el erotismo o la experimentación con la luz y las transparencias, que llevó a Man Ray a la invención de las rayografías. La sala principal recoge obras esenciales del Siglo XX como Desnudo bajando una escalera, Fuente, La Marquesa Casati, Hija sin madre y el monumental Gran Vídrio de Duchamp. Una segunda sala guarda una amplia recopilación documental sobre las vivencias, el intercambio de ideas y los juegos compartidos por los tres artistas, con el ajedrez como gran protagonista.



Fotografías:
1. Readymade de espirales (Duchamp)
2 y 3. Mirando a través de El Gran Vídrio (Duchamp)
4. Marquise Casati (Man Ray)
5. Daughter Without Mother (Picabia)
6. Desnudo bajando una escalera (Duchamp)
7. Noire and Blanche (Man Ray)


Granada Hoy, la columna del 15 de septiembre



Bananas


A Steven Soderbergh le han reprochado que en Ché Fidel Castro parece el dictador de Bananas de Woody Allen. No hay caricatura en ello, al contrario, mediante el naturalismo extremo Soderbergh logra deslindar el personaje del mito. Castro es realmente el dictador de Bananas, un histrión que habla mediante consignas, ideológicamente envarado e incapaz de pedirte que le pases la sal sin darte un mitin. Me repele su teatralidad, pero sus hechos hay que analizarlos aparte, con sus luces y sombras, aunque parezca evidente que en Castro las sombras ganan por goleada.

Si aplicamos ese análisis realista a todos los revolucionarios bananeros con
Hugo Chávez a la cabeza, su chocante personalidad no nos impedirá ver que sus políticas responden a problemas e injusticias enquistados ante los que los políticos tradicionales fracasaron. De Chávez no soporto al histrión, el fanfarrón cuartelero y machista tan parecido a aquellos milicos del Cono Sur que entrenaba la CIA en la Escuela de las Américas. A su furia nacionalizadora le sobra teatralidad pero no me pidan simpatía por los ricachones nacionalizados. Y hoy desde España y Europa ni siquiera podría darle lecciones de democracia: Cuando su pueblo le dice no en un referéndum limpísimo, lo acepta. Nuestro Gobierno y nuestros tribunales prohíben que el lehendakari pueda consultar a los vascos. Europa dice por dos veces no a una Constitución y los Sarkozy y Zapatero se agarran al despotismo ilustrado para imponerla a unos ciudadanos que no saben lo que les conviene.

Es detestable un
Evo Morales que aprueba constituciones en cuarteles, pero el referéndum revocatorio de Bolivia ha sido de una limpieza absoluta. Chávez saca sus más bananeras esencias cuando en apoyo a Morales echa al embajador estadounidense con su váyanse al carajo, yanquis de mierda.

Amplificamos la payasada pero nos olvidamos de la causa de la crisis, la expulsión del embajador estadounidense en La Paz. Y resulta que ese diplomático,
Philip S. Goldberg, llevaba meses conspirando con los prefectos de las provincias independentistas, casualmente las que tienen las mayores reservas de gas natural. Tiene antecedentes el embajador: Intrigaba por los Balcanes para el Departamento de Estado cuando independentistas albaneses se rebelaron a bombazos contra las autoridades serbias en Kosovo.

Nada es simple con estos personajes, por eso propongo que nos fijemos más en un bananero menor, el violador de hijas Daniel Ortega, que acosa y hostiga a un revolucionario honesto y un gran poeta como es Ernesto Cardenal por plantarle cara a sus corruptelas. El Premio García Lorca este año debería ser para Cardenal, reconoceremos así su poderosa poesía, pero también vocearemos la injusticia que Ortega está cometiendo contra él, todo un resistente fiel a sus ideas, tan íntegro como necesario.